jueves, 21 de octubre de 2010

DE CAMINO A CASA

Enlaces a esta entrada
DAR AL PLAY


Salgo de la oficina con destino mi casa, mi hogar, mi espacio... El rincón que tantos años reclamaba lo encuentro a 600 km de donde di mis primeros pasos. Camino por las calles de Madrid, como grita la canción, me cruzo con todo tipo de personas, cuyo denominador común es que parecen ajenos a todo lo que sucede a su alrededor. Esquivo un señor con un perro, el cual hace sus deposiciones a la vez que su dueño con bolsa en mano, espera recoger el preciado manjar. Paso por delante de un locutorio que se encuentra al lado de una tienda de alimentación regentada por chinos. En la puerta de éste conviven chinos sudamericanos y algún que otro anciano de origen aparentemente español... todos ríen.

Sigo rumbo a mi rincón, a mi izquierda un colegio y un joven porreta que se aliña su porro bajo la atenta mirada de los transeúntes, las madres apartan a los pequeños del camino y reclamaban la atención de estos para así evitar la incomoda pregunta: Mamá ¿Qué hace ese niño?...
Padres y madres vuelven de la mano con sus hijos, algunos con más paciencias y otros con ninguna. Los hay que hablan con los mocosos de 3 años como si tuvieran 15. Están los que gritan porque la criatura se entretiene mirando una hormiga subir por el grueso tronco de un árbol, y están los que pacientemente miran junto a su hijo la interminable escalada de la hormiga, aprovechando el momento para decirle al niño ¿Le ayudamos a subir? (Mientras acerca su mano al himenóptero.

Continúo por la calle a la vez que disfruto de un paquete de pipas de calabaza, realmente buenas, lo cual me "obliga" a levantar el píe del acelerador y caminar a un ritmo pausado y tranquilo para así disfrutar de la verborrea incasable de mis pensamientos. Los cuales, al igual que mis zancadas, son pausadas y sin prisas. Saboreo cada instante que me ofrece este camino de no más de 20 minutos. Estoy tan absorbido con mi conversación que no me percato de la pareja de ancianos que camina delante mía. Sumarían al menos 150 años entre los dos, sin embargo se cogían de la mano con las mismas energías e ilusiones con la que yo, un chaval de 31 años, cojo la tuya. Sus andares sosegados y lentos, me hacen adelantarlos dando alcance a otra nueva víctima la que observar... pero ésta si enervó a este que escribe estas líneas. Una chica empujaba la silla en la que estaba sentada una pobre señora de muchos años. A la pobre se le veía molesta, incómoda.... yo diría que avergonzada. Me acerco por detrás y observo asombrado un surco de agua que va dejando la silla de rueda. Cual fue mi sorpresa al descubrir que la pobre señora había llenado ya la bolsa de orina y defecaciones y ésta se le había descolgado bajo la tonta y estúpida mirada de su lazarillo.

Madrid es así, ciudad que presume de tolerancia y respeto pero que no es capaz de ceder su asiento del metro a un anciano que está de píe. La gente mira a la pobre anciana que arrastra su bolsa de excrementos sin poder decir nada porque no puede hablar y Madrid gira la cara. Un hombre duerme en un banco de madera en una conocida avenida de Madrid, con aparentes síntomas de frío y posiblemente con una borrachera importante, y nadie le mira. Esto es Madrid una gigantesca masa con vida propia que nunca duerme, donde cada rincón es una historia nueva que poder contar, o un concierto que escuchar. Donde cada paso que das puedes ayudar o echar una mano a un desconocido......

Camino entre la gente, ajenos de que están siendo observados por un sevillano atípico, algunos levantan la mirada y te miran.... pero nadie dice nada

Sed buenos

martes, 19 de octubre de 2010

EL SR.PEREZ

Enlaces a esta entrada
El corazón acelerado, bombeando a mil por hora la sangre roja de mis venas. La adrenalina se dispara en mi interior, las pupilas dilatadas, la boca seca y los pabellones auditivos pendientes de que mis pisadas no hicieran el más mínimo ruido, para no despertar a las dos niñas que dormían plácidamente en sus minúsculas camas. Me adentro con el sigilo de un ladrón, como si fuese a robar la obra más grande de Picasso, como si fuera a destruir la más bella de vidrieras. Camino con la mirada puesta en ella, no quiero despertarla. Me acerco y deposito bajo su almohada el obsequio. Sonrío al pensar en la cara que pondrá mañana, la de ella y la de sus hermanos. La felicidad me hierve por dentro, ojalá pudiera contarte y transmitirte la ilusión que me ha hecho ser durante unos minutos ese ser tan querido por ellos.

Hoy soy portador de sueños, entre mis manos llevo el preciado tesoro que hará que ellas mantengan su infancia durante algo más de tiempo. Entre chupa chups, caramelos y dos euros, se encuentra el diminuto diente de una niña de pocos años. Hoy se acuesta con la esperanza de que mañana el más famoso de los ratones visite su cama y deje bajo su almohada este dulce presente.

El Ratón Perez ha querido que yo sea quien lleve este presente, y recuerde que siempre seremos niños.

miércoles, 13 de octubre de 2010

ESO ES ASÍ..

Enlaces a esta entrada

Fantástica frase de otra gran película.

" Si esto está vacío, esto no funciona". Que gran frase, espero que la gente se aplique a su vida, porque la realidad es que por muy buenas ideas que tengamos de nada sirve si el corazón no está vacío. Es éste el que le imprime ilusión, fuerzas, alegrías, esperanzas, a una vida tan ordenada en ocasionas, y en otras alocadas.

Para quien no reconozcáis la película se trata de Jerry Maguire.

Sed buenos

jueves, 7 de octubre de 2010

miércoles, 6 de octubre de 2010

VA POR USTEDES

Enlaces a esta entrada
Es curioso como la gente cava su propia tumba. El hombre es dueño, o esclavo, de sus palabras, esto es una verdad tan...... evidente, que no se como los que viven de la palabra cometen errores tan garrafales. La mentira tiene las patas muy cortas y siempre se ha cogido antes a un mentiroso que a un cojo.

Todos hemos mentido alguna vez, mentiras piadosas, mentiras comprometedoras, mentiras por amigos... mentiras veniales.... Tenemos mentiras de todos los colores y gustos, pero las que más gracia me hacen y las que más pueden definir la personalidad de una persona, son las bien denominadas por mi, mentiras estúpidas.

Éstas mentiras, no tienen razón de ser. No hay necesidad de mentir, pero por quedar bien, por intentar ir de sobrado, por demostrar una falsa valía soltamos una patraña y nos quedamos tan a gusto. En este tipo de falacias, cuyo único fin es conseguir aumentar errónea y falsamente nuestro ego sin preocuparnos si con ella hacemos daño a alguien, suelen ser utilizar por personas inseguras, cobardes y muy muy muy estúpidas. (y poco o nada inteligente). Personas que no merecen ser llamadas amig@s.

El problema de los engaños, es que son como las bolas de nieve de los
dibujos animados, las cuales a medida que descienden rodando por la ladera, van haciéndose más grande. Una mentira conlleva otra mentira... y así hasta perder la confianza de la persona afectada. Y como el cuento del pastor y el lobo, aunque al final reconozca la mentira, o aunque al final diga la verdad, no habrá nadie que crea en su palabra.... Y señores, una mentira por mucho repetirla no se hace verdad...

Mentir es un arte, de eso estoy seguro, pero el auténtico arte, el cual requiere de mucho sacrificio, y de una gran habilidad y de mucho estudio, es decir siempre la verdad. Mentir es fácil, lo complicado es no hacerlo. Cuando miras a una persona en la cual has creído en cada una de sus palabras, y te preguntas ¿cómo he podido creer en ella? En partes te sientes decepcionado, pero es cuestión de tiempo que te sientas bien, ya que al descubrir las mentiras, que en definitiva, nos envuelven a todos, hayas la verdad..... Y la verdad os hará libre.

Sed buenos

sábado, 2 de octubre de 2010

NO INTERPRETAR

Enlaces a esta entrada
Tras un par de semanas volando de aquí para allá, tanto física como imaginariamente, descanso un par de días en mi cuna natal. Aquí el tiempo pasa distinto, un minuto no dura sesenta segundo, y una hora es mucho más que sesenta minutos. Aquí, cada paso que das, o cada esquina a la que te asomas puede resultar ser una tarea encomiable. Desde encontrarte perdidos amigos hasta que alguien te pida un favor tal como repararle un desperfecto en su asustadiza vida.

Los días mal contados pasan sin darme cuenta, y por más que intente aprovechar las horas de luz, la noche se me viene encima mostrándome una hermosa luna. El cansancio es agotador, el agua moja, te quiero pero no puedo estar contigo, solo podemos ser amigos pero dame un beso que me siento sola.... frases tontas, sacadas de una chistera agujereada y carcomida que resuenan en esta pesada cabeza. El norte es sur, y el sur ya murió. El rumbo marcado por dos mil años de historia, ya no nos sirve y buscamos nuevos horizontes, en ocasiones falsos y otras veces, tan verticales que cuesta alcanzar su cima.

Los miedos, los fantasmas y porque no, pensamientos banales, amueblan cada rincón de mi parlante cabeza. Y por mucho que la sacuda sigue manteniéndose pensante y dubitativa, y lo único que consigo es que crezcan las migrañas. Las lluvias de otoño arrastrarán esto que estanca mi perdida sonrisa, las alcantarillas obstruidas por la hojarasca que dejan los comentarios y rumores absurdos, inventados por un grupo de indeseables, serán saneadas con dosis de comprensión, cariño, y con que el famoso "criaturitas".

Palabras que salen de los dedos que tocaron la miel y que saborearon el dulce sabor de lo amargo, y que ahora descansan sobre teclas silenciosas, las cuales, al tacto de mis ásperas yemas transcriben lo que este corazón arrítmico palmita. No intentéis interpretar mis palabras pues no hay sentido en ellas, sólo son sonidos acompañados de algo de distancia.... exactamente 600 km.

Sed buenos