lunes, 4 de junio de 2012

Y LA ÚLTIMA

Enlaces a esta entrada

Regreso a mi vida, a mi decisión. Pues fui yo el que decidió iniciar esta aventura en solitario, la cual terminará de la misma forma que comenzó... Una maleta y un avión, o tal vez un coche, para así cruzar media Europa.

Tras mi breve estancia en mi ciudad natal, tras disfrutar de cincos días en compañía de los que mas quiero, tras desnudar tu cuerpo y tu alma, y descubrir lo que realmente eres, regreso a mi odiada Inglaterra. Escribo estas lineas a 3000 mt de altitud, montado en una lata de conserva la cual surca los cielos. Nos han dado aviso de amarrarnos,  pues tenemos turbulencias , pero mi cabeza mantiene la calma... 

Después de tenerte entre mis brazos, y satisfacer mis antojos. Tras desnudarte y apartar los elegantes trapos que adornan tu cuerpo, los cuales difuminan  el desastre de persona que eres, quedando así al descubierto lo que durante tanto tiempo no creí... Retiro la mascara que cubre tu vida, tu falsa alegría, tus falsas promesas y descubro con tristeza y pena, lo sola que te encuentras, lo vacía que está tu alma.

Te vi y al segundo me enamoré de ti. Pasada unas horas grité a los cuatro vientos "Te quiero". Al día siguiente despertaba pensando en ti, y al atardecer te entregaba mis sueños. Un mes mas tarde, mi alma recogía los pedazos de mi corazón hechos trizas por tus manos.

Hoy, mil años y mil días más tarde, sigo esperando a esa persona que hará que la espera merezca la pena.

Desde mi rincón, desde donde surgen las ideas me despido, desaparezco para esconderme tras el anonimato.  Para todos aquellos que habéis leído mis ideas, mis alegrías, mis anécdotas con el único fin de entretenernos, muchas gracias. Gracias por no mal interpretar mis palabras.

Sed buenos.

UNA MÁS

Enlaces a esta entrada
Mi olvidado rincón virtual se encuentra lleno de polvo y las telarañas acampan a su anchas. Me siento frente a él para desempolvarlo e intentar encontrar la pócima que sane a mis enfermos dedos, los cuales no son capaces de plasmar la cantidad de pensamientos que merodean por mi cabeza.... Ideas, pensamientos, preocupaciones, añoranzas, ilusiones, sueños, penas... Mi joven corazón añora las arritmias que provoca el saberte cerca, mis pulmones reclaman los suspiros que produce tu tardanza, mis ojos piden  un beso, para poder cerrarse y descansar, mi cuerpo poder arroparse con el tuyo y dejar de tener frío, mi cabeza dejar de soñarte y poder ponerte nombre.  Mis penas un hombro en donde consolarse, mis ilusiones un resorte que les imprima fuerza, mis pensamientos necesitan ser escuchados... ¿Dónde estás? ¿Porqué tardas en llegar?

Hoy al despertar y descorrer las cortinas que dan oscuridad a mi pequeño rincón inglés, he descubierto un cielo poblado de nubes grises y oscuras... Desde el ventanal de mi cuarto, decorado con las gotas de una lluvia temprana, veo los viejos y altos árboles que dan colorido al paisaje, combinando el verde de sus hojas con el color rojizo de los tejados, los cuales cubiertos de hojarasca y musgo, comienzan a escupir humo de sus chimeneas para calentar a sus huéspedes.

El verano, el que yo conozco, jamás ha llegado a estas tierras húmedas, sus playas cortadas por el viento y  por el golpeo incesante de las olas del mar, han construido un paisaje con aterradores acantilados. Salgo de mi cuarto para pasear, como compañeros de camino, el frío y el viento. En ocasiones me sorprende la lluvia, y busco cobijo. ¿Dónde están esos lugares mágicos donde escaparme, donde esconderme y poder evadirme de todo y de todos?

Golpeo el teclado de este ordenador, con la absurda esperanza de recuperar la musa que antes me hacía escribir. He releido mis textos antiguos e intento recordar lo que me inspiraba para hacerlo y no encuentro nada.

Sed buenos.