lunes, 4 de junio de 2012

Y LA ÚLTIMA

Enlaces a esta entrada

Regreso a mi vida, a mi decisión. Pues fui yo el que decidió iniciar esta aventura en solitario, la cual terminará de la misma forma que comenzó... Una maleta y un avión, o tal vez un coche, para así cruzar media Europa.

Tras mi breve estancia en mi ciudad natal, tras disfrutar de cincos días en compañía de los que mas quiero, tras desnudar tu cuerpo y tu alma, y descubrir lo que realmente eres, regreso a mi odiada Inglaterra. Escribo estas lineas a 3000 mt de altitud, montado en una lata de conserva la cual surca los cielos. Nos han dado aviso de amarrarnos,  pues tenemos turbulencias , pero mi cabeza mantiene la calma... 

Después de tenerte entre mis brazos, y satisfacer mis antojos. Tras desnudarte y apartar los elegantes trapos que adornan tu cuerpo, los cuales difuminan  el desastre de persona que eres, quedando así al descubierto lo que durante tanto tiempo no creí... Retiro la mascara que cubre tu vida, tu falsa alegría, tus falsas promesas y descubro con tristeza y pena, lo sola que te encuentras, lo vacía que está tu alma.

Te vi y al segundo me enamoré de ti. Pasada unas horas grité a los cuatro vientos "Te quiero". Al día siguiente despertaba pensando en ti, y al atardecer te entregaba mis sueños. Un mes mas tarde, mi alma recogía los pedazos de mi corazón hechos trizas por tus manos.

Hoy, mil años y mil días más tarde, sigo esperando a esa persona que hará que la espera merezca la pena.

Desde mi rincón, desde donde surgen las ideas me despido, desaparezco para esconderme tras el anonimato.  Para todos aquellos que habéis leído mis ideas, mis alegrías, mis anécdotas con el único fin de entretenernos, muchas gracias. Gracias por no mal interpretar mis palabras.

Sed buenos.

UNA MÁS

Enlaces a esta entrada
Mi olvidado rincón virtual se encuentra lleno de polvo y las telarañas acampan a su anchas. Me siento frente a él para desempolvarlo e intentar encontrar la pócima que sane a mis enfermos dedos, los cuales no son capaces de plasmar la cantidad de pensamientos que merodean por mi cabeza.... Ideas, pensamientos, preocupaciones, añoranzas, ilusiones, sueños, penas... Mi joven corazón añora las arritmias que provoca el saberte cerca, mis pulmones reclaman los suspiros que produce tu tardanza, mis ojos piden  un beso, para poder cerrarse y descansar, mi cuerpo poder arroparse con el tuyo y dejar de tener frío, mi cabeza dejar de soñarte y poder ponerte nombre.  Mis penas un hombro en donde consolarse, mis ilusiones un resorte que les imprima fuerza, mis pensamientos necesitan ser escuchados... ¿Dónde estás? ¿Porqué tardas en llegar?

Hoy al despertar y descorrer las cortinas que dan oscuridad a mi pequeño rincón inglés, he descubierto un cielo poblado de nubes grises y oscuras... Desde el ventanal de mi cuarto, decorado con las gotas de una lluvia temprana, veo los viejos y altos árboles que dan colorido al paisaje, combinando el verde de sus hojas con el color rojizo de los tejados, los cuales cubiertos de hojarasca y musgo, comienzan a escupir humo de sus chimeneas para calentar a sus huéspedes.

El verano, el que yo conozco, jamás ha llegado a estas tierras húmedas, sus playas cortadas por el viento y  por el golpeo incesante de las olas del mar, han construido un paisaje con aterradores acantilados. Salgo de mi cuarto para pasear, como compañeros de camino, el frío y el viento. En ocasiones me sorprende la lluvia, y busco cobijo. ¿Dónde están esos lugares mágicos donde escaparme, donde esconderme y poder evadirme de todo y de todos?

Golpeo el teclado de este ordenador, con la absurda esperanza de recuperar la musa que antes me hacía escribir. He releido mis textos antiguos e intento recordar lo que me inspiraba para hacerlo y no encuentro nada.

Sed buenos.



miércoles, 5 de octubre de 2011

PENSANDO

Enlaces a esta entrada
Una vez más me siento delante la pantalla de mi portátil. No recuerdo la última vez que lo hice, del mismo modo que no recuerdo lo que me llevaba a escribir párrafos interminables sobre tantas cosas. ¿Qué fue lo que no metí en mi maleta y que no me traje a este país? Son cinco meses encerrado en una isla, rodeado de un idioma que ya comienzo a interpretar, de un clima al que no llego adaptarme, y de unos habitantes que presumen de educación y de tolerancia, y están muy lejos de ambas.

Paseo por una ciudad de tamaño medio. Una larga calle parte la ciudad en dos. Las casas construidas con piedras y argamasa están decoradas con abandonados y desaprovechados jardines. Los zorros deambulan por las calles, buscando algún contenedor de basura abierto y darse un delicioso festín. El aire es fresco, el cielo despejado, puedo contar estrellas mientras atravieso un parque. Justo en el medio de éste, la luz de las farolas no llegan a iluminar. Está todo oscuro y mi vista no abarca más lejos de dos o tres metros. El sonido de los coches con sus claxon y el bullicio de la ciudad no pueden ensordecer el silencio que oigo en mitad de este parque... Sólo el viento consigue que me distraiga de este momento, me abrigo un poco. Me tumbo sobre la hierba húmeda, y comienzo a recordar.

Ya en casa, escribo estas líneas, con el deseo de recuperar el hábito de contar, hablar y expresar todo aquello que por palabras no se decir. Frente a mi ventanal veo como la noche se hace dueña del día. Pero se, que en breve las gotas del rocío volverán a resbalar sobre mi ventana, y al descorrer las cortinas, volveré a ver el viejo árbol que hay en frente, y al abrir la ventana respiraré el aire frío de la mañana, y volveré a ver como las chimeneas comienzan a trabajar calentando las casas, y si tengo suerte, alguna osada ardilla se dejará ver sobre el muro que cerca mi casa.

Sed buenos


domingo, 4 de septiembre de 2011

TODO... TODO... TODO

Enlaces a esta entrada

Aquí me encuentro frente a esta pantalla en la que veo reflejado mi rostro, el cual a veces ni reconozco. Que estúpidos llegamos a ser los seres humanos. Llevo buscando piso para mudarme dos meses, pues la distancia de mi trabajo a mi casa era bastante larga, pesada y costosa. Y ahora que por fin encuentro una casa, que además de estar a cinco minutos del trabajo, convivo con una familia que me ayuda con el inglés, que no tengo que limpiar nada, que mi cuarto es enorme con un ventanal espectacular con vistas a la ciudad y que además me cuesta menos que la casa anterior… ahora que por fin lo encuentro,  me quejo de la pequeña cuesta que me toca subir para volver a casa… Ahora que comienzo a poder ahorrar, y gastarme dinero en mi, ahora que las cosas, egoístamente hablando, van bien para mi, me quejo de una cuesta que tardo en subir dos minutos de reloj. Que tontos somos… que tonto soy. Cuando por fin conseguimos lo que queríamos ya nos parece tan fantástico.

Hace poco, dos personas cuanto menos queridas para mi, me dijeron la misma frase en distintas conversaciones mantenidas con cada una de ellas “No esperes nada de nadie, y no te llevarás decepciones”. Y la verdad, que tras un tiempo de reflexión y de darle vueltas a esto que últimamente no uso, mi cerebro, llegué a la conclusión que es un pensamiento bastante aterrador, me da pánico dejar que ese pensamiento se pasee por mi alborotada cabeza, no quiero ni pensar que sería de mis amigos si este pensamiento fuese la base de nuestra amistad. Este pensamiento, a parte de imposible de cumplir, es una barbaridad plantearlo, es una manera falsa de convencerse de que las cosas no le harán daño, de intentar evitar el temido dolor o decepción. Si hacemos de esta frase nuestra filosofía de vida, seremos los primeros que decepcionaremos a los demás, y lo que es peor justificaremos esa decepción con la frase hiriente de  “Es que yo no te pedí que esperarás nada de mi”. Sino esperas nada de mi, ni bueno ni malo, no solo no te llevarás decepciones sino que además te quedarás sin las alegrías. Una cosa va ligada con la otra, de ahí que sea imposible cumplir este pensamiento… Y si lo consigues, tal vez deberías plantearte la amistad que mantienes con aquel que llamas amigo.

William Shakespeare por aquel entonces decía algo parecido: Siempre me siento feliz, sabes por qué? Porque no espero nada de nadie, esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solución, lo único que no se resuelve es la muerte. La vida es corta, por eso ámala, se feliz y siempre sonríe, solo vive intensamente. Yo me siento feliz, porque lo espero todo de vosotros, lo bueno y lo malo.

Elimino esta frase y pensamiento de mi, no quiero volver a oírla. No existe la decepción para los que luchan, a pesar de tropezar en la misma piedra una y mil veces, hasta desgastarla, no importa… Si la decepción llega, será porque habré perdido a mi amigo, o porque realmente no era mi amigo, o tal vez porque confié en quien no debía, o quizás elegí mal mi tesoro…. Que más da, la cierto y verdad, es que lo espero todo de vosotros, tanto lo bueno como lo malo, pero decepcionar a alguien, eso es algo que está en  vuestras manos y es responsabilidad vuestra.

Este es mi pequeño pensamiento tras mi breve pero larga estancia en Bristol, ciudad inglesa con encanto, que ya comienza a prepararse para lo que dicen será un frío otoño e invierno. Desde estos parajes verdes y floridos, por un clima húmedo y un tiempo horrible, me despido.

Sed buenos

miércoles, 13 de julio de 2011

PRINGÁÁÁ

Enlaces a esta entrada
Estos dos meses me han hecho darme cuenta que la lealtad no es una virtud que abunde. Y de todas mis imperfecciones, me atrevería a decir que la deslealtad no es una de ella. Tu has decidido y tu decisión acertada o no, te enfrenta a mi. No dejaré de quererte, ni dejaré de llamarte hermano, amigo o amante, y no desearé nada malo hacia ti. Pero toda decisión conlleva unas consecuencias, y no por eso hay que dejar de tomarlas.

Decídete, posiciónate, elige tu destino, señala tu rumbo, fija tu puerto de amarre. Marca tu norte, tu estrella, tu símbolo, defínete, aclárate, desatáscate...... Yo ya lo hice, y lo hago todas las mañanas cuando el sol ilumina mi ridícula habitación de dos por cuatro a eso de las 4:30 de la mañana.

Despierto por el calor de un rayo de sol, el cual después de atravesar kilómetros de años luz, una capa de nube de Co2 y alguna que otra sustancia que desconozco llega hasta aquí. Por alguna razón que no llego a comprender este rayo es reflejado sobre el cristal de la casa de enfrente, y atraviesa mi ventana para impactar sin ningún tipo de contemplación sobre mi rostro. Una sensación agradable y solo comparable con el calor que deja el beso de una mujer sabida de cariño y amor, recorre las facciones de mi cara. Hasta que por fin, pasado unos minutos, el rayo deja de reflejarse.

Son las 5:00 de la mañana, y tengo que tomar mi primera decisión.... Gracias a Dios no soy perfecto, estoy tan lleno de imperfecciones que podrías mandarme a analizar. Soy cobarde como el que más, es posible que no conozca el significado de la palabra valentía. Soy vago y ruinoso, todo lo que gano lo gasto. Soy un desastre como persona, despistado, olvidadizo, poco atento y nada cariñoso... Viéndome bien no soy presumido, más bien dejado y abandonado a la suerte. Poco organizador y previsor, consumo sin pensar en el mañana. Soy malo, egoísta y si tengo la oportunidad ladrón. Me gusta le juego, el alcohol y las mujeres, no soy fiel ni honesto, mentiroso y bellaco son mi identidad........ Son las 5:00 de la mañana y tengo que tomar mi primera decisión... Dar rienda suelta a todas mis imperfecciones o por el contrario, dominarlas que no contenerme. ¿¿Luchar contra mi mayor enemigo, yo, o sucumbir a la imperfección que inevitablemente se encuentra en mi??.... Hoy hace ya dos meses y medio que llegué a este país desconocido para mi. Decidí buscar suerte por estos parajes, y acertada o no la decisión está tomada. Cuanto menos me volveré a mi tierra con un idioma, una sonrisa tonta por reunirme con los míos otra vez, y con alguna que otra historia que contar a los sobrinos.

Ya has cumplido tus 30, y llego tarde, pero es debido al cambio horario. Al igual que les dije al resto, el pasado jamás te alcanzará. No tengas miedo a tomar decisiones, a equivocarte y a aprender. Y por supuesto nunca te niegues a rectificar, y a pedir perdón pues quien te quiera, te perdonará. Los recuerdos a tu lado son abundantes, algunos tristes, otros desagradables, y muchos felices. En un banco sentado a tu lado comiendo pipas o cerrando los bares... Llorando en alguna improvisada esquina recordado o echando de menos a alguien, sobre un tablado flamenco cantando de agujeritos, o jugando a detectives. Son muchos años, y sin duda que he visto muchas imperfecciones en ti, pero me ganas al verte luchar por mejorar, eso es lo que hace que seas imprescindible para mi. Son quince años o alguno más juntos, y sólo deseo que pasen otros quince, que encontremos nuestros tesoros y dejemos de jugar a detectives.

Feliz cumpleaños pringa, siento el retraso, y el tema escogido para felicitarte. miss you.
Y no olvides que no hay tocino sin pringá.

FELIZ CUMPLEAÑOS


miércoles, 22 de junio de 2011

INSOMNIO

Enlaces a esta entrada

Luces apagadas, la luz tenue de la farola se cuela entre las bolsas de basuras colgadas en la ventana a modo de cortinas.

Entre una manta y un colchón yace mi cuerpo dolorido y cansado del día, Espero en breve la visita de Morfeo, dios y señor de los sueños.

Sin embargo, mis ojos hinchados por las vigilias pasadas, permanecen abiertos... Vigilantes... Expectantes... Ahuyentando a cualquier comerciante de sueños e incluso, al mismísimo Morfeo.



Giro sobre mi mismo buscando la postura que obligue a mis ojos cerrarse. Me destapo... el silencio de la calle es roto por el paso de una ambulancia. Bostezos de desesperación acompañados por una solitaria lagrima q recorre mi mejilla. Vuelvo a taparme... en mi cabeza construyo frases en ingles... Anoto palabras que buscar y aprender, frases que decir y practicar mañana. Imagino situaciones y mantengo conversiones conmigo mismo...

La noche invita a pasear, pero ni Morfeo ni Afrodita ni ninguna de las deidades conocidas me han honrado esta noche con su presencia.

Un ligero dolor de cabeza comienza aflorar, supongo que como consecuencia de esta, mi pequeña, conocida e incansable amante.. INSOMNIO

martes, 7 de junio de 2011

MI HISTORIA COMIENZA AQUÍ

Enlaces a esta entrada
Tras un mes y doce días encerrado en esta país, sin la posibilidad de coger un coche para volver a los brazos que dejé atrás, y sin la opción de poder charlar mirando a los ojos de esos que son mis amigos y tantas otras cosas que sólo os contaré cuando ya las haya olvidado. Amanezco hoy con la certeza que una vida mejor es posible. No se si la merezco, ni si quiera si la conseguiré, pero se que con esfuerzo y sacrificio..... no es suficiente.

La experiencia ( también conocida como estadística) nos dice que con esfuerzo y sacrificio todo se puede conseguir. Sin embargo, si así es, ¿he de creer qué todo aquel que no tenga lo deseado por él, es causado por su falta de sacrificio y esfuerzo?... Me niego a creer eso pues condenaría a muchos seres queridos. Existe un factor importante el cual no está en nuestras curtidas manos controlarlo. Algunos lo llaman Suerte, otros Destino, los más esperanzadores le dicen Dios, y los más asustadizos Ley Cósmica.

No se donde se encuentra la clave del éxito, no se cual es la diferencia entre el que consigue triunfar en la vida y yo. Es posible que hayamos caminado los mismos senderos, pisado las mismas huellas y llorado las mismas lágrimas.... pero por motivos que no llegaré jamás a comprender, esa persona pueda estar relajada y tranquila con su vida..... Y la mía vuelve a comenzar de cero.

Algunos dicen que la Suerte se busca, yo pienso que se Compra. Si hablamos del Destino algún meditador de yoga, tai-chi o budista te dirá que es cuestión de esperar sentado, pero yo no quiero mi destino, yo quiero escribir mi historia encima de mi destino. Si no lo tienes es porque Dios no lo quiere y seguro que tiene algo mejor para ti, nos dirán otros. Pero hoy Dios es un desconocido para mi no le puedo confiar mi vida... Y de la justicia o ley cósmica, me río de ella

No es un lamento, no me mal entendáis, es sólo el pensamiento de un hombre. Un hombre el cual ha emprendido un viaje basado en el sacrificio, pues ha dejado mucho atrás, amigos, familia, contactos, comodidad. Con el único fin de conseguir una vida mejor, con la idea firme de construir su futuro y escribir su propia historia, y con las esperanzas e ilusiones de reunir de una vez por todas, sus tesoros. Un viaje, posiblemente de no retorno. (al menos eso me dice el instinto).

Quien no llora no mama, quien no arriesga no gana, quien no sufre no ama, tenemos refranes y frases hechas que nos recuerdan que la vida es para los luchadores y no para los que se quedan esperando... De los cobardes nunca se ha escrito nada..... Si queréis algo, si deseáis algo con todo vuestro corazón, emprender el camino e ir a por ello, porque nadie os lo va a traer, en todo caso os lo arrebatará. Y entonces, le echaréis la culpa, pero los verdaderos y únicos culpables sois vosotros, por no levantaros de vuestro acomodado sofá y reclamar lo que por destino, o por justicia divina, o cósmica os pertenece.

Mi historia comienza aquí y sólo se una cosa... que no estoy solo, que TÚ siempre estarás conmigo.

Sed buenos

martes, 3 de mayo de 2011

U.K

Enlaces a esta entrada
Los dedos reclaman a mi perdido y olvidad ordenador. Mis oídos añoran el sonido del roce de mis yemas con el teclado, y mi cabeza acumula tantos pensamientos que exige vaciarla. No se muy bien que escribir y tal vez ni debería intentarlo. Hoy paseo por calles extrañas y desconocidas para mi, rodeado de un idioma ilegible para mis oídos. Mi brújula no sabe donde se encuentra el norte o el sur, sólo da vueltas sobre sí misma esperando que la fuerza magnética de alguno de los polos le marque su nuevo destino. Mientras afino el oído con la esperanza de captar alguna palabra, compruebo con asombro que distinto somos los seres humanos. Desde aquí, desde estos parajes verdes y floridos me acuerdo de vosotros. El aire frío que recorre esta ciudad no es suficiente para que la gente no vista con bermudas y camisetas... Debo ser de los pocos que aun sigo llevando sudadera y pantalón largo.

Me encuentro en Bristol con propósito de aprender un idioma que desconozco. Un billete de avión, una maleta con 16kg de ropa, una mochila con un diccionario y el portátil... y xxx € en el bolsillo. Viajo con un CV en el cual pone nivel medio de inglés, hoy confirmo que eso es una gran mentira. En un país en el que lo legal y la educación está por encima de todo, y en el cual la gente se agacha para recoger bolsas que el viento transporta o para quitar envoltorios de las aceras que sus dueños olvidaron tirar en alguna litter, en esta ciudad donde el final de cada frase que dices, oyes o lees es un sorry o please, es donde intento hacerme un hueco. Entro en un banco con la esperanza absurda que me entiendan en mi inglés macarrónico... Y afortunadamente lo consigo, y no por mi pronunciación sino por que posiblemente el pobre muchacho de la ventanilla, ya estuviera acostumbrado a recibir guiris.... Porque si, aquí queridos míos, el guiri soy yo.....

A diferencia de las grandes ciudades, la gente de esta ciudad te dedican su tiempo para que tu aprendas el idioma, cuando pronuncias mal te corrigen. Hablo que hoy me he pegado cerca de 20 minutos hablando con un señor que me ha corregido y enseñado a pronunciar palabras que yo pensaba que decía bien.... Al final me dijo que era profesor de lengua retirado. Lo se, debería juntarme con gente más joven pero sinceramente, los mayores tienen paciencia y tiempo, pues éste ya no les persigue, y te lo entregan encantados. Este señor es mi nuevo amigo con el que practicar inglés... Tal vez sea cierto, y como me decías esta mañana, esté teniendo suerte... O quizás simplemente recibo lo que doy...

Y este es mi breve relato de hoy, quizás porque tú lo has pedido, tal vez porque me apetecía, o simplemente porque si, porque no siempre tiene que existir un porque para las cosas.

Sed buenos

domingo, 3 de abril de 2011

FOOOCA

Enlaces a esta entrada
Hay amistades antiguas...
Las mantienes si las has regado,
mimado, cuidado.

Hay amistades como flechazos; como el principio de lo que intuyes que va a ser largo como tu existencia... ancho como todo lo que abarcas cada día. Y a veces no sucede en una reunión y tampoco en un acontecimiento social en el que se cruzan dos palabras que conectan al instante. A veces no ves los ojos, no oyes la voz... Pero lees y comprendes. Respondes y eres correspondido.

La amistad también tiene una chispa de magia que te hace sentirte bien cuando el amigo está bien. Te sorprendes pensando en sus asuntos... que no tienen rostro. Las cuitas algo metafísicas que te hacen sonreír porque tú has pensado lo mismo y hubieras actuado de forma similar...

Muchos dejamos atrás los veinte y ya hemos sucumbido al peso de los treinta. La sombra dibujada por nuestra juventud pasada,
disfrutada y recordada es la que nos acompañará el resto de nuestras vidas, es la que define nuestra personalidad.

Si tu juventud ha sido mal gastada, si no has sabido aprovechar el tiempo, ni exprimirle el jugo a las cosas acontecidas en esos años, ya nada podrás hacer.

Muchos descendemos cada noche al mundo de los sueños con el fin de sentir una vez más la sensación de locura y de irresponsabilidad que la falta de edad y de sesos nos proporcionaba. Juventud divino tesoro... recita el poema. Jamás volveremos a recuperar el tiempo perdido o pasado, lo que no terminamos de hacer por pereza o por comodidad nunca lo terminaremos, aquello que hicimos mal ya no podremos remediarlo. El daño que provocamos, olvidado está... La juventud es una enfermedad que se cura con los años... dice un refrán. Ya no somos jóvenes, la pubertad la dejamos bien atrás. Hoy si la televisión se dirigiese a nosotros nos llamaría grupo de hombres y mujeres.

Hoy cumples treinta años, y al igual que ya les dije a otros te lo repito a ti hoy, el pasado jamás te alcanzará. Lo que hiciste o dejaste de hacer quedó atrás y ya poco puedes hacer, salvo aprender, nunca dejes de aprender... Los recuerdos se me agolpan al pensar en ti, ¿qué tendría el agua de esa fuente que nos sentenció a caminar juntos? (Bendita fuente). Como has cambiado desde entonces, no puedo estar más orgulloso de ti ni más agradecido. Camino cogido de tu brazo desde mucho antes de conocer el porque de la eterna pregunta. Soy yo quien agarra su mano, soy yo el que se cae si la suelta, el que tiembla si la pierde de vista. ¡¡Cuántos paseos!!

En breve volverás a surcar los cielos en tu oficina, y yo pondré tierra de por medio para buscar eso que tanto ansío. Me veo paseando por paisajes ingleses siguiendo la estela de algún avión e intentado olizquear tu rastro, o girando la cabeza al pasar cerca de un McDonald. Pronto tu sonrisa volverá a relucir en ti, pronto volverás a ser feliz, pronto serás dueña de tu vida, y como siempre, yo seré un fiel espectador sentado en primera fila observando.
Feliz cumpleaños

domingo, 13 de marzo de 2011

AGUA PASADA

Enlaces a esta entrada
Agua pasada no mueve molino... Creo que este podría ser el título de esta semana ya acabada. Estos siete días han transcurrido bajo un manto de breves conversaciones, algún que otro enfado, muchos y complicados pensamientos los cuales no consigo plasmar en tinta, y por supuesto, como era de esperar, todo en compañía de mi incansable y querida amante (insomnio). Me doy cuenta que el mundo gira a un ritmo totalmente contrario a mi manera de ser y de actuar. Una conversación con una "amiga" es la que me ha llevado a sentarme frente a mi ya olvidado rincón. Esta "amiga" se ha quedado sin novio por que él ha decidido hacer caso a una psicóloga la cual le aconsejó que abandonase a su pareja pues debería pasar tiempo solo. Y mi "amiga", tras este hecho, decide ir al psiquiatra, pues no consigue dejar de llorar y no puede ir al trabajo y bla bla bla.... Baja por depresión.

Entre muchas de mis lecturas de esta semana me encuentro con una frase que me llevo a mi rincón donde poder pensarla y reflexionarla. "El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional". Desde el primer día que venimos a este mundo, la vida se dedica a golpearnos utilizando para ello todo lo que esté a su alcance, como puede ser una pareja, o manejando a la
muerte a su antojo... Pero esto es la vida, golpe tras golpe cumplimos años y vamos
comprendiendo que el dolor es parte de la vida.

Nos gusta regodearnos en nuestras propias desgracias, nos encanta que la gente sienta pena por nosotros, nos enorgullece pensar que nuestra situación es la más difícil y dura y que nadie será capaz de comprenderla. Nos martirizamos contando nuestras desgracias mil veces, a cada persona que vemos las castigamos haciéndoles oír nuestras últimas penas y con ello aprovechamos para recrearnos en lo bueno y bonito que era antes todo. Sufrimos inútilmente pensando una y otra vez en lo que tuvimos y en lo que se fue. Y así sólo conseguimos perder de vista el fascinante camino que nos queda por delante.

Esta actitud es la que nos hace sufrir gratuitamente, es la que nos lleva a caer en depresión, a escondernos bajo una manta y esperar con ella que con el nuevo día desaparezca el dolor.

Tras este pensamiento puedo oír vuestra contestación " Es que eso no es tan fácil".... Y es cierto no lo es, pero para superar una adversidad, lo primero es la aptitud, el resto es cuestión de tiempo, que es el que lo cura todo.

Sed buenos