jueves, 30 de septiembre de 2010

SIN REMITENTE

Enlaces a esta entrada
Los días siguen pasando, y sin noticias de nada me sigo acostando con la esperanza de recibir algún sms que me libere de una vez por toda de esto que se ha convertido en mi prisión... El tiempo y la distancia, son las mejores consejeras para el olvido y a ellas me aferro para dar paso a las nuevas aventuras y desventuras que me guarda esto que llamamos vida. Los vientos alisios auguran buenos tiempos para adentrarnos a la mar y descubrir un mundo hasta entonces oculto para mi.

Una vez más la nostalgia, la apatía o la falta de tiempo me impede concentrarme en escribir en esto que bien podríamos definir como mi pequeño diario virtual. La traición ha golpeado los pilares de mi fortaleza, y ha hecho mella, pero sin mayores complicaciones hemos tapado la brecha por lo que nos vamos recuperando del susto. Eso si, ahí donde el golpe fue severo y destructivo hemos triplicado la guardia... y con bastante acierto.

Las dudas rondan mi cabeza y mi corazón, aun palpitante, se va apagando para dar paso a otras personas que demuestran su valía y le imprimen a éste, mi corazón, un nuevo ritmo. Las canciones con las que antes me emocionaba ahora solo son meras letras hermosas con las que soñar con lo que tendré y no con lo que tuve. Desde cuando te estaré esperando... Desde cuando te estoy buscando...

Hoy toca Barcelona, y mañana Sevilla, y la semana pasada mis pies pusieron rumbo a tierras gallegas... ¿que me aguarda el futuro??.... No lo se, pero con ilusión camino hacia él.

Sed buenos (El video es una caca)

viernes, 24 de septiembre de 2010

DE CALLE

Enlaces a esta entrada
A pesar de tener una memoria lamentable, de ser algo despistado e incluso olvidadizo, soy una persona que se maravilla con los gestos de las viandantes que pasan a mi lado. Como un mirón obseso busco la mirada confidente que mantienen algunas personas entre ellas..

Esta mañana me he sorprendido de la cara de dos ancianos. Él, que podría ser la viva imagen de mi amigo Miguel dentro de 50 años, la miraba a ella con cara de bobo. Deduje que no eran más que amigos, e intuí que él estaba nervioso, sus gestos le delató, la manera como se recolocaba el poco pelo que aún conservaba, como descansaba su barbilla sobre su índice mostrando una actitud cuanto menos interesante y asintiendo con la cabeza a cada frase que soltaba aquella pequeña señora, eran síntomas evidentes de flirteo. Debo decir, que aunque ella estaba de espalda, su lenguaje corporal también la delataba, no tanto como a él, pero transmitía cierto nerviosismo infantil.

La verdad que fue algo digno de ver, o de observar mejor dicho. Que envidia me causó la cara juvenil de ese anciano. Con que gracia sonreía a la joven anciana... ¿tanto cuesta ser sincero?

viernes, 17 de septiembre de 2010

ARENA EN EL RELOJ

Enlaces a esta entrada
Porque a veces es necesario romper con todo. Soltarse de manos (que tanto le gusta a esa leonesa) y dejarse caer, confiando en que alguien nos coja. Pero si eso no sucediese, recibir el golpe siendo conscientes de que ese daño es preferible antes que vivir bajo el miedo de lo que pudo ser y no fue.

jueves, 16 de septiembre de 2010

MENTIRAS DE VERDAD

Enlaces a esta entrada
El ser humano está lleno de incoherencia, o lo que es lo mismo de excusas falsas para calmar o justificar su cobarde comportamiento. El miedo, las inseguridades o un buen historial clínico son utilizados como evasivas por muchos para auto engañarse y abandonar aquello que supuestamente dicen desear, soñar, apetecer, amar... pero lo cierto es que ni lo desean tanto ni les apetece tanto conservarlo.

Frases incoherente conocemos a patadas (verdad Miguel) algunas míticas con las que aún nos reímos, otras estúpidas y otras rebuscadas, pero hoy, después de un tiempo de advertencias por parte de mis amigos asumo la auténtica realidad de los hechos. Me he convertido en un joven maestro zahorí, a base de porrazos. Pero no me arrepiento.

Bueno, esta semana colgaré algo de música,,, de ese repertorio tan variado que tengo y que se que os gusta...

jueves, 9 de septiembre de 2010

EL MURO

Enlaces a esta entrada


Es la primera que vez que empiezo a escribir poniendo el título... El muro... y es que mi amigo el periodista inmaduro a parte de conocerme bastante bien es un poeta.

El hombre lleva construyendo muros toda su vida, a veces para protegerse y otras para limitar sus dominios. En ocasiones, obras que nos llenan de orgullo y otras de vergüenza. Murallas levantadas para evitar la entrada de los invasores o de gente indeseada, tapias con huecos entre sus piedras que hoy utilizamos para introducir mensajes para el más allá, o simplemente un valla levantada a base de piedras y de sangre, cuya finalidad es orar en ella a modo de balancín...

Muro de las lamentaciones, muro de la vergüenza, la gran muralla china, la línea de la paz (Belfast)... y el muro de Tomás.

Éste último, es muy especial. Difícil de franquear, se levanta del suelo a una altura incalculable, un muro que rodea todo las parcelas y dominios de este desconocido personaje. Kilómetros de muralla que rodean y protegen los sentimientos, los sueños y las alegrías, para que lo entendáis, esta mezcla de argamasa con piedras, defiende los más preciado que posee el
hombre, su corazón. Y sólo contiene una puerta de entrada y de salida, la cual es de madera maciza y sus bisagras están oxidadas por lo cuesta mucho abrirla. Todo aquel que se acerca a ella retrocede pues causa decepción los múltiples intentos fallidos por asaltarla. Y quien lo consigue, se pasea por ella un máximo de 24 horas. Y si por error, o por maldad hace un destrozo dentro, será expulsado sin ningún tipo de contemplación y el muro crecerá más.

El tiempo pasa, y mi pequeña obra faraónica se debilita. Comienza a resquebrajarse mostrando por algunas de sus diminutas grietas su preciado interior. Los curiosos se acercan a ver, y los más osados aprovechan para colarse dentro. Mi fortín, con sus torres fortificadas y sus almenas por la que se pasean mis sueños, son observadas desde lo alto de una atalaya por el vigía, el cual nunca duerme y vela por la seguridad del muchacho. En estos últimos meses hay quien se ha paseado a su antojo y solo han conseguido dejar una huella que esperemos que el tiempo, y el paso de nuevas pisadas borre. Han conseguido abrir brecha en él, sin embargo, en vez de volver a cerrarlo, he decidido dejarlo así. No temo la entrada de nadie.

Ese muro áun resquebrajado y herrumbroso sigue con sus pilares firmes bien asentados, orgulloso, como lo es la persona que lo ha levantado. Aunque ha permitido en los últimos tiempos que hayan personas que tengan un pase de pernocta, la duda asalta al alcaide de la fortaleza sobre la conveniencia de derribar sus murallas y abrir sus puertas al exterior, éstas han sido saqueadas el los últimos tiempos de tal forma que la fortaleza ahora es inexpugnable.

Mantenlas entreabiertas, me grita el vigía que vela por mi, no tengas miedo a que las fuercen, a que violen lo más sagrado de tu interior cual mujer virgen del medievo defendiendo su honra. Si algo nos han enseñados estos meses de duras batallas en las puertas del muro ha sido que es bueno que hayas sufrido daños, agüeros y grietas en tu eterno muro. Te han hecho, si eso era posible, más humano, más persona, mejor amigo y más maduro.

El muro no ha caído, pero se vislumbra la entrada y una luz al fondo... No le pongas ese "candao" con olor a oxido, ciérralas para algunos, pero mantén las puertas abiertas para tus personas importantes. (Grandes palabras escritas por mi amigo el periodista inmaduro)

Sed buenos

viernes, 3 de septiembre de 2010

TU SI QUE ERES GRANDE

Enlaces a esta entrada
Hoy es un día especial. No tenía intención de escribir y aunque últimamente tengo motivos más que suficiente para contar cosas... la pereza, la falta de inspiración o simplemente el regreso de uno de mis tesoros, han hecho que no escriba en este tiempo.

Son muchos años a su lado, muchas charlas bajo un manto de estrellas en mitad de un campamento, muchas conversaciones sobre lo divino y lo humano, sobre el amor y la lealtad, sobre mis tesoros y mis miedos... sobre tantas cosas que no podría enumerarlas todas aquí pues ni las recuerdo y no pretendo aburrir al personal con ellas. Al igual que me ocurre con su colega el periodista inmaduro, no nos hace falta hablar todos los días, ni vernos a menudo para mantener esto que se llama amistad. El tiempo no pasa por nosotros pues hacemos nuestra esa frase del poeta Fray Luis de León "Como decíamos ayer..." Y ya pueden pasar días, meses o años, que la alegría que nos da encontrarnos es siempre la misma, la confianza inquebrantable seguirá intacta independientemente del tiempo transcurrido... esa es la amistad.

Este persona, que toma café de redacción todas la mañanas, no deja de sorprenderme. Es buena, honesta, transparente, en ocasiones miedosa pero siempre atento a todos. Siempre tiene una sonrisa o unas palabras amable para quien lo necesite. Fiel a unos principios y a unas creencias que defiende a capa y a espada. Persona respetuosa que transmite cariño a todo aquel que se le acerca.

Hoy ha amanecido con un año más, con algo menos de pelo y posiblemente con algún quilito de más... pero sigue corriendo detrás de balones, detrás de unos niños a los cuales enseña como enfrentarse a la vida (no a conducir), sigue cantando al compás de su banda sonora (El último mohicano), con su emisora de radio siempre sonando en su cabeza la cual le levanta el ánimo (kiss fm)... Se sigue levantando a horas inimaginables y da gracias a su Dios por haberlo concedido un día más para poder mejorar y poder entregarse en cuerpo y alma a su vocación...

Éste es mi amigo, un personaje, una persona especial, la cual si dejáis que os conquiste, creedme que podréis aprender mucho y os hará sentiros afortunados de ser su amigo.

Feliz cumpleaños amigo.