martes, 25 de noviembre de 2008

PASEN Y VEAN.....

Enlaces a esta entrada
Una vez más la polémica está servida.

Un juez ordena retirar los crucifijos de un colegio público. Y me pregunto ¿Es lícito o no hacer esto? Voy a intentar hacer, sólo un poco, de abogado del diablo, con el riesgo que eso conlleva, aun así he de advertir que soy creyente (es decir, creo en un ser superior Dios, Alá, Buda... llamarlo X) e intentaré que mi fe no interfiera en mi argumentación.
¿Es lícito?
Podríamos argumentarlo y defenderlo, e incluso llevar razón. Estamos en un país aconfesional, y como tal sea de tratar a todas las religiones por igual (Pero no intentar eliminarlas). ¿pero que religiones?¿Todas las que existen en el planeta? Pues no, y creo que es de sentido común, se trataran todas por igual, respetando a cada una de ellas, pero las predominantes en el país pues se les tendrá más en cuenta, sin favoritismo por supuesto.

Nos guste o no, y por el motivo que sea, España es un país con raíces cristianas. Me diréis que las iglesias están vacías que ya nadie va a Misa, pero no importa. Si hacemos un censo, nos daremos cuanta, que hay un gran número de católicos no practicantes, es decir, cristianos...SIII, que no pisan las iglesias ni van a Misa ni nada ya lo se, pero que si comparten en su mayoría los valores del cristianismo.

¿Es lícito retirar los crucifijos? Pues si que lo es, está justificado y está en su derecho pedir que se quiten. Entiendo que se retire los crucifijos a la hora de jurar un cargo público, a no ser, que el personaje de turno quiera jurar frente a un signo religioso, y también es lógico que un colegio público retire los crucifijos, eso si, siempre y cuando más de la mitad de los padres estén de acuerdo.

Sin embargo, vamos a profundizar en esta noticia. Salvador Pastor, un padre de una niña que estudia en un colegio público en Valladolid, puso una denuncia para que el colegio retirara los símbolos religiosos, basándose en los artículos 14 y 16.1 de la Constitución española. Personalmente, pienso que estos artículos se pueden interpretar tanto como para retirar crucifijos como para mantenerlos. Pero sigamos, Salvador Pastor, además, es presidente de la Asociación Cultural Escuela Laica. Este señor, presentó su denuncia respaldado por el apoyo del 10% de los padres del centro, sin embargo el resto de padres no están de acuerdo con la actuación de Salvador. ¿Qué debe hacer el juez?¿Acatar las leyes?
Y ahora os dejo para que lo penséis. ¿Se debe estudiar cada caso o se deben tratar todos por igual ignorando las preferencias de los padres?

Como el blog es mío, escribiré yo primero:
Parto de la base que tener un crucifijo en tus narices todo el día (desde los 4 hasta los 18) no adoctrina a nadie, por mucho que se queje Salvador Pastor.
Más que nada porque en toda ciudad española hay crucifijos en cada una de sus esquinas y en las falladas podemos ver mosaicos de vírgenes, es decir, el niño está curado de espanto y eso no adoctrina a nadie.

Otro motivo para no retirarlo es el alto número de padres que no comparten esta acción. Pienso, que si la mayoría está a favor de mantenerlo, el ello de retirarlo podría considerarse como un acto no democrático. Y aquí, me amparo en los puntos 14 y 16.1 de la constitución española.

Por ello pienso, que hay que juzgar cada tema por separado, aislarlo y analizarlo, para al final llegar a la sentencia más justa y razonable. Las leyes no son rígidas son adaptables. Así que personalmente, creo que en este caso el juez ha errado. (siempre y cuando los datos que poseo se han cierto)

Sin embargo permitirme una última cuestión, en el supuesto caso que un crucifijo colgado en la pared de un colegio público tenga la capacidad de adoctrinar, ¿dejaríais a vuestra hija actuar en una obra de teatro por navidad, actuando ella como virgen María? ¿No os parece incoherente?

Sed buenos

viernes, 21 de noviembre de 2008

COSAS QUE HACEN QUE LA VIDA VALGA LA PENA...

Enlaces a esta entrada
Buenas a todos, tras unos días de reflexión y de abandono, acompañados de paseos gratificantes por los relajantes parques de mi ciudad, a la cual añoro desde mi repentina partida al extrarradio, encontré un panfleto tirado en el suelo en el que pude leer con el rabillo del ojo algo así como "Cosas que hacen que la vida valga la pena...."

La vista no me permitió ver el resto del escrito, la vista y mi paseo, ya que no iba a detener mis piernas con el buen ritmo que llevaban. Ese mismo día o al siguiente, en el vídeo club vi la caratula de una película que se llamaba igual que el pisoteado panfleto "Cosas que hacen que la vida valga la pena..." ¿Casualidad o Causalidad? ...Y se me ocurrió escribir estas líneas con el fin de que, con la aportación de mis asiduos lectores (pocos, pero fieles, gracias a todos), redactemos un listado de cosas que hacen que la vida valga la pena...




Sed buenos

miércoles, 19 de noviembre de 2008

¿¿Y TODO ESTO PARA QUE??

Enlaces a esta entrada
Aquí estamos de nuevo.
Hoy traigo una noticia conocida sólo por unos cuantos privilegiados, Españoles "Franco ha muerto". Tras un estudio exhaustivo del bien querido y en ocasiones odiado, juez Garzón podemos afirmar y reafirmar sin ningún tipo de duda que Franco ya no está entre los vivos, y que tras su muerte la dictadura desapareció.

Sin embargo, algunos flecos quedaron en el olvido, esos flecos son las fosas comunes. Viejas heridas perdidas en el tiempo, son abiertas de nuevo con la falsa excusa de un juez movido, en mi opinión, por salir en la prensa. Es curioso, que investigar estos asesinatos es un derecho que deben pedir los familiares sin embargo, tiene que llegar un juez, soltar una parrafada y encima creérnosla. Cuando la realidad es, que si hubiera ido con la verdad por delante, simplemente se hubiera investigado los cadáveres encontrados e identificados, y no que ha dado un vuelta absurda, mareando la perdiz, para luego abandonar el caso.

Aun así, me surge la duda de ¿porque no se juzga a Santiago Carrillo por lo de Paracuellos?

Sed buenos

lunes, 10 de noviembre de 2008

ALGÚN DÍA....

Enlaces a esta entrada
Después de un tiempo desconectado del mundanal ruido producido por los incansables chismoteo que suelta la caja tonta, vuelvo a sentarme delante del ordenador, esperando que me llegue alguna pizca de creatividad o inspiración, ya sea divina o humana, que me ayude a expresar lo que siento al leer/ver noticias del tipo "hombre mata a su mujer", "accidente mortal...", "ajuste de cuentas...". Los sentimientos empiezan aflorar en forma de palabras, mis dedos, torpes e inexpertos en esta materia no saben muy bien por donde comenzar. Es difícil explicar el odio que nace en uno cuando lee que una niña con 13 años es violada por tres bastardos, hijos de Alá. Es complicado digerir que un juez acuse a la niña, con 13 años, de adulterio. Le roban su bien más querido, el cual hasta minutos antes de la salvaje embestida, no sabía que poseía, y encima la acusan de adulterio, lo que viene a significar en un lenguaje más campechano, de puta. Te han violado, te han llamado puta públicamente (aún no sabes lo que significa adultera, tienes 13 años) y te condenan. La condenan a morir lapidada, a pedradas (Sharía), se me cargan los dedos de odio, y se que no es bueno, pero no puedo evitar desear un mal para los malnacidos que formaron el círculo para apedrearla, no puedo impedir que mi mente desprecie a ese juez, ni tampoco dejar de detestar al camionero que trajo las piedras, ni quiero dejar de aborrecer a esos sanitarios que testificaron su defunción. Que Dios me perdone, porque se que el odio es malo, pero me pongo en la piel de esa niña y el miedo que tuvo que pasar y solo me sale esto.

Hago un ligero descanso, pues se, que si sigo por este camino la pena y la tristeza se apoderaran de mi. Estoy bicheando el ciber espacio, y descubro casi de casualidad, un post que cuelga las fotos de dos delincuentes, bueno dos niños, que asesinaron a su amiga de 14 años. Le cortaron el cuello.
Pero, ¿que está pasando? ¿La gente se ha vuelto loca? No ha pasado en Estados Unidos, ha pasado en España, donde antes "no pasaba nada", o no nos enterabamos. Cada vez es más habitual los ajustes de cuentas, la famosa "corbata colombiana" está a la orden del día.
Sin embargo, el ministro de turno, sigue saliendo en televisión diciendo que España es un país seguro. Claro que si, comparado con Irak o Afgatisnan. La delincuencia va en aumento, la justicia en España es de chiste, la juventud acampa a sus anchas, la educación es una mierda, y si porque no decirlo, el paro aumente vertiginosamente.
La gente está perdiendo el norte, han abolido el respeto a la autoridad, no tienen miedo a las condena.

Hago otro parón, pues no quiero cargar este post de malas vibraciones.
Mis dedos se han relajado y mi corazón se ha relentizado ante tanta desgracia. Mi cabeza solo repite el nombre de la niña lapidada Aisha Ibrahim Duhulow y de la joven que bajó a dar una vuelta con sus amigos y entre tanta "alegría" llegan noticias frescas, dos soldados mueren en Afganistan

¿Exagero? Espero que si.

Algún día, cuando el sol deje de brillar para mi, y mi vida no sea más que un recuerdo olvidado, alguien leerá estas lineas que hoy escribo sobre un folio virtual e imperecedero, y pensará.........

Sed buenos